A continuación, Basso se vio superado en el duelo por los cuatro campeones de patinaje de velocidad que lograron alcanzar una velocidad media de cincuenta kilómetros por hora.